Ir a Inicio

La complejidad. Un problema difícil. Parte 2

Cuando se observa una estructura que decimos es compleja, algo que salta a la vista es que está compuesta por partes y cada una de estas, está especializada en alguna función específica. Una pieza sola no sobreviviría, debe estar junto con las demás.

Tomemos el caso de una sociedad con dos individuos iguales, ambos son expertos en caza, luego comparten las mismas fortalezas y debilidades. Una temporada de mala caza y será una amenaza para esa sociedad. Cambiemos ahora un individuo por un experto en recolección de frutas silvestres. Tendremos entonces una sociedad con mayores oportunidades de supervivencia porque una mala caza puede ser contrarrestada con una buena recolección y viceversa.

Considero entonces que la diversidad en los individuos, es la clave para la generación de Macro-Organismos, las combinaciones de dos o más individuos, cada uno diferente a otro, fue lo que permitió la emergencia del comportamiento complejo.

Pero también se genera un punto débil: en una sociedad de N individuos y donde cada uno tiene funciones distintas, todos colaborándose entre sí, con uno que falle puede generar un efecto dominó desastroso que dañe la sociedad completamente. Luego, no debe haber solo un individuo por función, sino M individuos por función de tal manera que si uno muere los otros pueden suplirlo hasta que haya un reemplazo. Luego el proceso de curación, que se observa en criaturas complejas, es un proceso matemático en el cuál se debe llegar a un número aceptable de individuos del mismo tipo.