Ir a Inicio

Las Emociones: un componente en la ecuación de la Evolución.

Cuando se menciona sobre la Evolución de las Especies, el lector desprevenido puede juzgar que solo afecta el cuerpo del ser vivo, dándole patas, alas, aletas, pico, dientes, plumas, escamas, etc.. pero la evolución va más allá e influye también en el comportamiento: ¿como se explicaría entonces que los lobos requieren actuar en grupo, y, en cambio, las arañas por lo general viven solas gran parte de sus vidas?

Ambos tipos de comportamiento, han nacido de una larga cadena evolutiva, y se les aplica la misma ley de la naturaleza: "Supervivencia del más apto". Estos comportamientos, formas de actuar o responder a diversas situaciones, son transmitidas a los hijos. ¿Cómo? Según las últimas investigaciones, lo básico es transmitido a través del código genético.

Las emociones (miedo, dolor, ira, satisfacción, ...), siendo simples y básicas son la base en la cual se construyen los comportamientos: "No me alejo del grupo porque siento miedo de quedar solo y, por lo tanto, desprotegido", "Me insatisface que alguien entre a mi territorio", el "miedo a morir" genera el "instinto de conservación".

Personalmente, pienso que las emociones son un componente fundamental del ser vivo como lo son los sistemas de locomoción, reproducción, defensa, ataque, detección, etc... que posee. Y, por lo tanto, las emociones no deben olvidarse en el estudio e implementación de la vida artificial (y en su inherente motor evolutivo).